Candida Höfer dijo en algún momento “las personas son más visibles al estar ausentes”. En ese sentido, estar solo puede tener muchas acepciones. Y entre ellas, me quedo con la posibilidad más enriquecedora: alejarme del centro e ir hacia la orilla. No se si me quede o vuelva, pero siempre respirando profundamente, en un reload mental para volver a pensar con claridad y seguir adelante.