Blackpool es un balneario popular del norte de Inglaterra donde el aroma de los fish and chips y los dulces de colores, se mezclan con el ruido ensordecedor de las máquinas tragamonedas y las grandes estructuras metálicas de colores brillantes. Históricamente un espacio tradicional de la clase obrera, hoy es un lugar para el retiro y la observación del mar más gris del planeta.